Técnicas para planchar la ropa

¡Qué levante la mano a quién le gusta tener su ropa como recién planchada! A todos nos gusta disfrutar de ponernos una prenda recién planchada, lucir pulcros de pies a cabeza pero la verdad a nadie le gusta planchar. ¡No te preocupes! En este artículo te enseñaremos varias técnicas para que planchar sea una tarea fácil y rápida.

Las reglas de oro:

El lavado. Si no tenés tiempo de lavar tus ropas durante el día y solés realizarlo durante las noches, nuestros lavarropas Arno poseen la opción antiarrugas que te ayudarán a lavar tus prendas evitando las arrugas desde el lavado.

La superficie. ¿Estás acostumbrado a planchar sobre la cama? te comentamos que esta no es la mejor opción ya que al no contar siempre con una superficie completamente plana puede dificultarse la tarea de planchar. Acostumbrate a utilizar siempre una mesa de planchar ya que la misma no solo te asegura la superficie lisa que necesitás, si no también las dimensiones para que vayas acomodando la prenda de acuerdo a tus necesidades.

Siempre al revés. Por si no lo sabías el calor a veces puede provocar desgastar los colores de tus prendas, por eso es importante que trates de cuidarlas siempre planchándolas al revés y en la temperatura recomendada para el tipo de tela. Importante: Si necesitás marcar tablas de pantalones o camisas siempre es bueno poner sobre tu prenda una tela liviana que la proteja.

Prendas finas, más cuidados. Siguiendo el consejo anterior, siempre es bueno contar con una tela liviana sobre las prendas delicadas de seda, gasa u otros tejidos de manera a proteger siempre la integridad de las mismas. Nunca excedas la temperatura adecuada por apuros.

Algodón. Para planchar algodón tenés dos opciones, utilizar una plancha convencional Arno y agregar un rociador para mantener la humedad de la prenda o podés utilizar tu plancha a vapor Arno que te ofrece humedad, temperatura y seguridad apropiadas para cada prenda.

Aprende a doblar. Una vez que tengas correctamente planchadas tus prendas es importante que las dobles cuidadosamente para guardarlas. Recuerda: mientras menos marcas, mejor. 

Existen personas que prefieren luego del lavado y secado guardar directamente sus prendas cuidadosamente en el ropero y a medida que vayan a utilizarlas, plancharlas. Esta es una buena opción si vas a considerar tus tiempos de planchado antes de salir.

No olvides que Arno te ofrece una amplia variedad de productos para planchar, solo tenés que elegir la mejor para cada tipo de prenda. ¡Conocé más aquí!